Carmelopoli

Cate

Cate


1.- Golpe propinao con la mano abierta por el sujeto astivo o golpeante sobre la cabesa de la sujeto pasivo o golpeao.

En generá debe esistí una relasión de susordinasión entre el sujeto astivo y el sujeto pasivo, preferentemente paterno-filiá (pa los que no habei selebrao el día del libro, de padre e hijo) pa que el cate pueda sé realisao en toa su masnitú. 

En sus tiempo, también eran los maestro los que propinaban algunos cate a sus alusno, normalmente aprovechando un ataque por la espalda y cogiendo desprevenio al pequeño infrastó. No debe olvidarse que el cate tiene como ámbito de destino la parte trasera del coco del sujeto pasivo, espesialmente por la sona sercana a la coronilla.

También era habituá antiguamente en las pelea entre chiquillo y chavale, pero ahora como a la mínima las madre están en el jusgao de guardia por la defensa de los derecho del menó, po el cate gaditano, tanto de padre, como de maestro como de amigo se está perdiendo.

Diferensia con otras figura 

A diferensia de la piña, el cate se realisa con la mano abierta, enmientra que la piña se produse siempre con el puño serrao. 

La guantá también se realisa con la mano abierta pero suele tené como ojetivo la cara de la persona golpeá, y el cate, como ya se ha dicho, la parte trasera del coco, endonde hay pelo. 

El pampli, por su parte, es el golpe dao con los deo, como si estuviera jugando a las bola, en la parte de atrá de las oreja. 

Por último, la sardineta es el golpe con la parte esterió de los deo al braso del golpeao con el ojetivo de provocá gran daño y el enrojesimiento de la sona golpeá y suele utilisarse como castigo al perdedó en juego de carta.

En determinada sona sin alfabetisá de España al cate se le denomina colleja (anda que no es fea la palabra ni ná).

2.- Cáuno de los suspenso de un estudiante.

En el ámbito escolá el cate equivale al suspenso de asisnatura. De hecho, suspendé una asisnatura es cateá por habé ostenio un cate. Algo con la Eso y la Aquello está quedando en desuso.

Con respesto al verbo cateá nótese su peculiá conjugasión por parte de los alusno y estudiante en comparasión con el verbo aprobá. Enmientra que el verbo aprobá se suele utilisá en su forma personá "he aprobao", el verbo cateá suele preferirse en sus forma impersonale o pasivarrefleja (te la meto si me deja) "me han cateao". La utilisasión de la forma personá de cateá queda reservá pa un redusio grupo de estudiante marcao por la llama de la honradé.

Sobre la relasión entre amba asesione, se desconose su conesión diresta aunque algunas teoría difundida entre la parte del Corralón a la calle Patrosinio vienen a entendé que el vínculo se produse porque el hecho de suspendé solía acarreá la represalia violenta de los padre o progenitore en forma de golpe en el coco o cate, de ahí que por cada suspenso se llevara un cate y acabaran equiparándose amba espresione. 

En los tiempo astuale, tal interpretasión no se entiende, tal y como se ha indicao ante, porque al segundo cate que el pare le diera al niño ya estaba el pare en el Puerto II.

5 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

Y un sanantonio..... ¿recuerdas lo que era?

Anónimo dijo...

Yo creo que el "Kid betún", más conocido como "quimbetún" se merece un hueco en la lista.

El futuro bloguero dijo...

Fantástica explicación.

Anda que no habré cobrao yo cates, (de la primera acepción eh?), pamplis y guantás...

Abrazo

Anónimo dijo...

también era de uso común dar un cate a los que venían recién pelaítos de la peluquería, (nunca a las niñas)

Carmen Argudo dijo...

Que er cate de resién pelao no se lo daban a las niña no sé de dónde lo habrá sacao. Yo es que los devolvía y al finá ostaron por no dármelo.

Copirai

Copirai
Si quiere copiá algo de asqui, pon el dibujito