Carmelopoli

Amó

Amó (Amor en españó, Love en inglé, Amour en fransé, Amore en italiano, Liebe en alemán,...)

Sentimiento poblemático origen de las mayore satisfasione y los peore momento en la vida del sé humano. Por mucho que cuenten sobre la traslasión y la rotasión, la verdadera fuersa que mueve el mundo es el amó, junto con sus asyasente, el odio y el seso.

Tipos de amó.

Pa podé abarcá con la corresión adecuá del nivé requerio en la Carmelopedia debemo acotá en primé lugá los término a los que nos estamo refiriendo con la palabra amó.

Usamo amó como sentimiento y no como nombre propio, asin que del tirón descartamo cualquié referensia al gachó con la pichita chiquitita que entró en Gran hermano porque quería cortarse la pichita y haserse mujé del tó. También descartamo la referensia al esfurbolista del Barselona que se la pegó los otros dia en el coche.

También se eliminá cualquié referensia al amó con implicasión como astividá fisica. Es disí, ná de hasé el amó que eso es una mariconá. Hasé el amó se ha llamao siempre asquí en Cádi follá, chingá, darle al tralará, ñacañaca, empujá, tapá boquete...

El autó de este testo es consiente de que hay distintos tipo de amó como el que un pare siente por su hijo, el que se puede sentí por un animá (no entenderme malamente) o el que produse una siudá, (yo mismamente estoy enamorao de Cádi). Sin en cambio, limitamo la referensia a amó al sentimiento interno que te esplota por dentro en forma de encarajotamiento y, en sus mejore fase, en forma de fuersa intrínseca que te pone la cosa aquella como pa partí piñone (en el caso masculino) o te deja el tuyamentiende hecho cocacola (en el caso femenino).

Fase del amó

Un analí del amó pasa, irremisible e irremediablemente por la conjugasión de sus diferente fase:

Primera fase: el encarajotamiento o enamoramiento.

La primera fase del amó se produse en el momento en el que el individuo apresia o se percata de la esistensia de ese sé espesiá y se le meten cangrejo moro por el estómago y los pelo se le ponen pa hasé el punteao en un pasodoble de Lui Rivero. La presensia del sé amado produse en el enamorao un empolvoronamiento o encarajotamiento porque la sangre se le diluye por el cuerpo generá y no alcansa al selebro. El enamorao comiensa a hasé carajotás de mu diversa indole tale como comprá flore, mandá cartita de amó,...

Esta fase es trasendentá en el desarrollo del amó porque pa que el amó pueda alcansá su plenitú es requisito impresindible que en durante esta primera fase se convierta en un sentimiento resiprocamente mutuo que acoja a ambas dó persona. No quiere disí que el amó sea de por sí un sentimiento mutuo porque uno puede tené amó y no alcansá su debida correspondensia pero, en esos caso el amó solo puede derivá, en un primé momento en macoqueo insistente y en una posterió fase consistente en embabuchamiento y aplatanamiento en el que el individuo no correspondido se ensierra en sí mismo como un pupurrí de Antoñito Martín.

Segunda fase: la pasión o encoñamiento.

La fase de encoñamiento se inisia cuando se descubre que el amó es un sentimiento mutuo que ambo individuo sienten por el otro ambo. Sin en cambio, la concatenasión de fase no implica la superasión de la anterió. Pa quien no tenga el graduao, quiero disí, que se puede entrá en la fase de encoñamiento sin habé superao la fase de encarajotamiento.

En la fase de encoñamiento el amó se trasiende de lo meramente simbolico pa haserse una cosa fisica que requiere la presensia contante del sé amado a los efesto de desahogá el calentamiento que el individuo tiene. En este punto es mu importante distinguí alguna de las cuestione apuntás con anterioridá. Asquí el amó no se puede identificá con el seso. El seso se convierte en su componente sustansiá y se llega a la magnifica posibilidá de follá con quien te apetese y sin pagá. Se puede empujá sin sentí amó como saben tos los casao y casás, pero durante la fase de encoñamiento el calentamiento globá que se siente suele está proyestao hasia un unico sé humano el mismo hasia el que se siente amó.

Tersera fase: el compromiso.

Si el amó sobrevive al calentón de ambo individuo, la fase de encoñamiento acaba derivando en la fase del compromiso. Como bemo dicho con anterioridá se puede está en la fase del compromiso y siguí en la fase de la pasión e, incluso, en la fase del enamoramiento, pero eso suele sé muy poco habituá.

Alguno, incluso, consideran, que la fase del compromiso es la muerte propia del amó porque el sentimiento se hase rutina como la Semana Santa que tos los año salen los mismo paso. Se puede considerá asertá tal apresiasión, pero en la prástica se han dao caso en los que dó persona que conviven continuan enamorás. Hay documentao un caso en la calle Villalobo y otro en el Paseo Marítimo.

Lo normá, sin en cambio, es que durante la fase de la convivensia el amó se vaya debilitando hasta que de las cuatro letra y una tilde no quede ni esta última. En esos momento el amó se tranforma en ese elemento menó que se conose como cariño y que permite a las dó persona ir junta a comprá al Mercadona pero no volvé a tené momento humedo de cama.

La rustura.

El último momento del amó se produse por la rustura que puede susedé por causa estrinseca al propio amó (uno de los dó la espicha) o por causa intrinseca (uno de los dó se jarta del otro). En realidá, la rustura no es una ultima fase sino que puede sobrevení en cualquiera de las fase anteriore del amó y, espesialmente, en los momento de transito entre fase.

La causa má habituá de rustura es la colisión de un amó con otro amó. No es que no se puedan simultaneá amore. Un individuo puede amá al mismo tiempo a diversa persona, el poblema es cuando la primera persona amá, se entera que hay una segunda, una tersera y/o una cuarta. Es lo que se viene conosiendo de toa la vida por tené cuerno de tos los colore.

También se produse la rustura cuando uno de los dó individuo no quiere continuá en la siguiente fase y, sobre tó, cuando durante la fase de convivensia no esiste el elemento lapa. El elemento lapa del amó es aqué condisionante esterno que une irremisiblemente a la pareja, y que normalmente suele sé una hipoteca o un chiquillo. El elemento lapa sirve como escudo pa los prinsipale poblema de la fase de convivensia, pero no asegura la plena superasión porque pueden llegá acontesimiento que superen la fuersa del elemento lapa.

La rustua del amó suele conllevá, si las persona son normale, en un odio intrinseco de ambo hasia el otro y sus cosa relasionás. De ahí esos momento en los que se tiran las camisa por la ventana, se insulta a la essuegra por la calle, esetera. La gente sosa que lee por las noche y escucha musica clasica es cpaá de alcansá la rustura sin desarrollá posteriómente el odio, algo que, de toas forma a mi no me termina de convensé.




tarot
diseño paginas web
venta de coches
Accesorios 4x4
gafas de sol
repuestos coches

3 comentarios:

Carmelo dijo...

Ya llegó el Amó. Se ha hecho esperá pero es que esto ha hecho una cosa filosofica de alta categoria que ni el Juan Carlo, Lui Ripol u otros intelestuale gaditano.

Prontito estaré asquí hablando de Puntale y de la Libertá.

Raùl Junquera dijo...

AMÒ AMÒ AMÒ, er que yo te tengo picha mia, pero sin mariconà, no te confunda.

CARMELO DE MI VIDA
ERE DE CAI COMO YO
POR ESO TE QUIERO TANTO
Y TE DOY MI CORASÒN
TÒMALO, TUYO ES,
NO LO VAYA A VENDÈ... CAAAABRÒN!!

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Cómo te superas macho. Yo estoy namorao de la gamba blanca de Werva, del sinco jota, del otro jota, que es el jotabé, de las tortilla de camarone y der ombligo de Shakira. Ya se sabe, pa gustos, colores.

Copirai

Copirai
Si quiere copiá algo de asqui, pon el dibujito