Carmelopoli

Lolosedismo

Lolosedismo

Dísese de una forma de hasé agrupasione de Carnavá, esensialmente, chirigota en la que se le da predominansia asoluta al continente (lo que ahora es el Carrefú) frente al contenido.

Origen del término

El término está tomao del autó de Carnavá Manué Álvare Seda, conosido en el mundillo del Carnavá como Lolo Seda. En realidá, Lolo Seda no es el creadó de ninguno de los rasgo carasterístico del lolosedismo. De hecho, alguno autore como El Niño de San Visente en su obra "Presisione terminológica sobre el lolosedismo. La gran mentira de Carmelo de Cádi" han llegao a afirmá que el lolosedismo como tal no esiste y que su fundamento es la tirria que el creadó de este término (Carmelo de Cádi) le tiene a Lolo Seda.

Sin en cambio, Carmelo de Cádi en su libro "A mi Lolo Seda, ni fu ni fa" afirmaba:

"Yo no conosco personalmente a Lolo Seda. Supongo que será una masnífica persona, amigo de sus amigo, buen padre y marido. En realidá él juega en otra liga, es un pofesioná de esto y me alegro que saque sus perra grasia al Carnavá de Cádi. Sin en cambio, como afisionao y gaditano tengo que rechasá este estilo que pone en crisi los prinsipale elemento estrusturale y esensiale de la chirigota de Cádi, como son el ingenio y la ironía".

El lolosedismo, por tanto, ha de considerarse un convensionalismo pa entendé una forma de hasé Carnavá que ni empiesa ni acaba con Lolo Seda pero que, probablemente, con Lolo Seda alcanse alguno de sus momento má histórico, como se verá posteriormente.

Prinsipale carasterística

La prinsipá carasterística del lolosedismo es, como se ha dicho en la definisión, darle toa la importansia a lo que se ve frente a lo que se escucha. El lolosedismo, por tanto, es consecuensia diresta de las nueva tesnología y la difusión televisiva del Carnavá. Una buena fórmula pa sabé si una agrupasión es lolosedista consiste en escucharla en la arradio sin verla. Si al escucharla no te entera de ná y te ríe meno que con tu suegra enmientra que en el teatro la gente se descojona y vitorea es que eso es lolosedismo.

Esta carasterística fundamentá se complementa con otras carasterística menore e insidentale:

- La repetisión de una frase que se convierte en emblema del repertorio y que se acaba convirtiendo casi en la única relevante. El ejemplo má claro es la del cubata de "Los pureta del Caribe".

- Cualquié cosa se corografisa. La frase aquella emblemática se repite acompañá de un baile corografisao, como si fuera el Aserejé. De hecho, en aquello momento en los que la cosa va cortita de letra, se mete una corografía que asín se disimula que no va a disí ná en eso sinco minuto.

- El público hay que tratarlo como si fuera tonto. Por ejemplo, si va a cantá un pasodoble a los catalane, entran un montón de gachone con la bandera catalana y si es a tu mare o a tu hijo, pa consiguí aplauso y sensibilidá, mete a tu mare o a tus hijo en el esenario.

- Los pasodoble son comitrágico, es disí, comiensan de cachondeo y acaban serio, mu serio. Esta carasterística supera el ámbito del lolosedismo pero el lolosedismo la cumple a rajatabla, esensialmente porque la propia música se rompe en dó de forma asoluta. En el disionario del Carnavá editado por Espasa que está la puerta abierta, se considera que el pasodoble comitrágico fue creado por Los Yesterdei. Es sierto que Los Yesterdei tenían dó pasodoble de este estilo el de "Aunque diga Blá Infante" y el de "Cuando en una pasarela", pero el resto no siguían ese camino sino que alternaban la seriedá con los pasodoble irónico.

- Las afoto y los elemento del atreso se convierten en referensia del repertorio. En esto destacan los cuplé con afoto en los que pa esplicá el chiste se utilisan elemento gráfico lo que se conesta con lo señalao en el punto tré. Este elemento, por ejemplo, no es creado por Lolo Seda sino que proviene del cuarteto del Gago que utilisaba la aparisión de figurante como humó visuá, aunque su esaserbasión cuando no hay ni siquiera humó detrá es lo que lo hase criticable.

- Los cameo son elemento asín mismo fundamentale en el repertorio. Suelen acompañá a los cuplé asolutamente carente de grasia en los que la presensia de un elemento esterno de la agrupasión puede arrancá los aplauso que contrarresten la falta de risa. También en el pupurrí o en la presentasión hay que meté mucha gente por aquello de que, contri má bulto, meno claridá y, de esta forma, se pierde la referensia de lo que está cantando y te distrae con lo que ve, entre otras cosa, porque lo que está cantando lleva meno letra que una esquela.

Riesgo

El lolosedismo genera una lobotomisasión del público e, incluso, del jurao con la consiguiente pérdida del sentio de la realidá. La bellesa estética y atrastivo de la propuesta (que contrasta con su carensia de contenido) seduse de forma másima a aquello que contemplan el espestáculo y pierden el sentido crítico. Al finá de la astuasión el estruendo de risa, baile, cántico y aplauso impide reflesioná sobre el contenio de la propuesta. Ese es el osjetivo último y también su gran riesgo.

Esta lobotomisasión afesta incluso a los carnavalero implicao que nunca vuelven a sé los de ante. Es el caso del Remolino que trá su contasto con el lolosedismo se ha vuelto má lolosedista que el propio autó que da nombre a este estilo. Kike no se acuerda ya de Los quinse en la piedra.

Otro caso similá es el de Juanlu Cascana que ha hecho chirigota mu chabacana, en lo má clásico de Cádi, pero que con los perro se entregó asolutamente al estilo lolosedista.

De toas, lo má doloroso es lo ocurrio con la chirigota del Love que llegó incluso a cantá cuplé contra esta forma de hasé Carnavá (Véase Los falso, "Hay que vé lo difísi", referensia fundamentá pa entendé el lolosedismo), pero que en contasto con este estilo han entregao su alma.

El otro riesgo es intrínseco al lolosedismo en sí mismo y conlleva que, si tó va mu reondo, la cosa resulta pasable pero cuando no se asierta con el tipo o con el atreso el ridículo es espantoso. Asín se puede hasé referensia a la chirigota de los ostimista que probablemente sea la peó chirigota en la que ha salío el Love.

Hecho histórico del lolosedismo

El astuá desarrollo del lolosedismo sólo se esplica con referensia al Concurso del Falla de 2008. En aquel año Las pitorrisa se impusieron al Código da Viñi representante del estilo má genunino del 3X4 gaditano. La vistoria supuso el culmen de esa fórmula y su reprodusión por tos los lugare del universo carnavalero, espesialmente má pa allá del peaje. Aunque también tenemo el enemigo en casa en algunos caso. Se podría rebatí que, sin en cambio, cuando ganaron Las viuda o Los de Capuchino no se produjo la misma copia del estilo gaditano, pero es que hay cosa que no se pueden copiá y hay que mamarla desde chiquetito.

Sin en cambio, el punto culminante del lolosedismo se produse en el concurso de 2009 cuando Los tijerita, la chirigota má lolosedista de la historia (hasta que bemo visto a los Yoryi Dan), se impone de forma clara por ensima de Los enterao que puede sé la mejón chirigota del siglo XXI y una de las dié mejore de la historia. El estado de enajenasión transitoria que provoca el montaje, atreso y jaleo lleva a que el jurao pierda el sentio de la realidá y produsca atentado contra la historia del Carnavá como ese.

También es de destacá lo consiguío por Los pureta del Caribe que, con un pasodoble (el de los hijo), un cuplé (el del naufragio) y una frase ("meten barriga... y nunca sueltan el vaso tubo") fueron considerás una gran chirigota por propio y estraño. Sobre tó por estraño.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Esselente lesión la de hoy Carmelo picha.

Aquí un viejo amigo que le sigue echando un vistaso a tu bló de vé en cuando. Man dicho que está en tuiter, po a vé si aprendo a haserme uno.Aunque si Teofila dijo que valía dinero, yo me fío de ella y empieso a ahorrá.
Un abraso.


Romualdo de la Isla.

chicadelatienda dijo...

Claro ejemplo de que es más fácil hacer reir con chistes que con ironía o humor inteligente. Es una pena que se prefiera el mínimo esfuerzo por un resultado fácil y rápido que comerse un poco más el coco y preservar el estilo del carnaval de Cádiz. Pero el público manda, y mientras se sigan riendo de esas cosas y sigan ganando premios con ese estilo, más se va a dar.
Lo peor es que se lleven por delante a agrupaciones señeras, ya sea ganándoles injustamente o cambiándoles el estilo, ahí me has dado en la patata.

Anónimo dijo...

Si este estilo lo inventa uno de Cadiz sería distinto, pero como lo ha hecho uno de Sevilla da coraje, duele y como encima gusta pues peor. Que vamos a hacerle envidiosos hay en todos los sitios.

Anónimo dijo...

Carmelo, no seas llosedista y vuelve al blog

Daniel Martín Blanco dijo...

Grande Caramelo, suscribo tu contenido al 100%

Selu dijo...

Carmelo, dime donde queda el botón de Fav y RT que esta entra es pá enmarcarla

Titto dijo...

Sublime.

Pepe Moreno dijo...

Otro caso que duele es el de Vera Luque. Un saludo desde Sevilla.

Tom Perkins de Cadi dijo...

Lo único en que discrepo es en la alusión al Cuarteto del Gago, uno de los grandes perjudicados por el Lolosedismo cada vez más acentuado de otros cuartetos.Por lo demás, amén.

Anónimo dijo...

Hola Carmelo solo decirte una cosa, si tu fuera autor de carnaval, cual seria tu estilo,???? A quien te parecerían? O que inventarias? Porque aquí en Cádiz todo el mundo sabe de toooooo, y resulta al final que ha salido en una callejeras, y detrás, respetando como no a las callejeras, adiós caramelo

tyraito dijo...

Quien te dice que no lo es....?¿

Anónimo dijo...

Que hable de su estilo, haber si es un genio,

Anónimo dijo...

Genial. Totalmente de acuerdo. Gracias.

Anónimo dijo...

Otro detalle del lolosedismo o estilo sevillano es que reiteradamente riculiza a la mujer, los ancianos, minusválidos, etc. Pero lo más reseñable es la alegría y entusiamo con las que "el respetable" aprueba esos insultos.

Copirai

Copirai
Si quiere copiá algo de asqui, pon el dibujito